SI CREES, TODAVÍA, QUE CONTROLAS TU GUSTO…

SI CREÍAS QUE LOS COLORES TE GUSTAN “PORQUE SÍ”, SI PENSABAS “PARA GUSTO LOS COLORES” O SI A MENUDO DICES ” SOBRE GUSTO (COLORES) NO HAY NADA ESCRITO…LEE ESTE RECOPILACIÓN.

Hay dos asociaciones que sientan jurisprudencia en esto de los colores de moda: la Autoridad Mundial del Color o International Colour Authority (ICA), muy reconocida en el ámbito anglosajón, e Intercolor, de vocación igualmente planetaria, pero de ADN francés. La tercera ‘autoridad’ es Pantone, una empresa norteamericana.

Según Encarna Ruiz, representante española de Intercolor, “para predecir cada nueva tendencia de color, se valora la situación política y económica mundial, el estado de ánimo de la gente, y no sólo el arte y la moda”.

En el caso de Pantone, su directora en Europa, Carola Seybold, asegura que son los directivos Leatrice Eiseman, Laurie Pressman y David Shah, junto con cuarenta expertos, quienes teniendo en cuenta la situación mundial escogen una determinada paleta cromática, un conjunto de colores (pasteles, flúor, metalizados). “Este es el verdadero punto de partida” -asegura Seybold-

Se barajan muchos factores: cuestiones sociales, circunstancias económicas, películas, vídeos o música, el color que algunas grandes empresas consideran importante en ese momento, etc”, señala Seybold. “Además, una vez elegido el tono concreto, hay que darle un nombre. Es muy importante que no tenga connotaciones negativas en ningún lugar del mundo”,

Pantone es una marca que gestiona el color en casi todos los sitios desde los programas de ordenadores, como en las imprentas. Últimamente, incluso saca sus propias líneas de productos, basándose en sus propios colores. Establece una nomenclatura (fundamentada en la Francesa de 1964), numérica y con las iniciales CYMK.

Colores de la década

Así los colores de moda del año de la última década según Pantone, “la autoridad mundial en color” para los expertos, muestran una evolución que adquiere sentido en relación con las circunstancias socioeconómicas.

El rojo guindilla que reinó en 2007 supuso una inyección de vitalidad prorrogada por el azul iris de 2008 y el amarillo mimosa de 2009. Durante esa época se fraguó la crisis que aún acusamos y el mundo precisaba energía para afrontarla.

2010 fue el año del terremoto de Haití, el rescate de los mineros en Chile, la huelga general en España y el apaciguador azul turquesa.

El rosa madreselva insufló a nuestro país la vitalidad necesaria para que el 15 de mayo de 2011 haya pasado a la historia como el del Movimiento 15M o de los Indignados.

Y recibimos 2012 de un poderoso naranja mandarina: “Estados Unidos estaba en recesión y la gente necesitaba ánimo e impulso”, aclara la directora de Pantone Europa.

Un verde esmeralda coloreó 2013, radiante en el nombramiento del papa Francisco y la coronación de Guillermo de Holanda, y virado a verde militar durante el comienzo de la guerra de Siria.

El púrpura dejó caer su peso sobre Felipe VI, que ascendió al trono español en 2014.

Y en 2015, por primera vez, llegó la controversia con el cálido color Marsala. “Los colores de años anteriores eran vivos y alegres y la gente los entendía automáticamente” –recuerda Seybold– “El Marsala, en cambio, apela más al interior”.

En moda tuvo una acogida excelente, al igual que la pareja cromática de 2016, Rose Quartz y Serenity. La unión de ambos colores quería reflejar conexión y bienestar a la vez que una sensación calmante de orden y paz. “En otras palabras, la combinación de estos dos en concreto suponía una sinergia cromática que ahuyentaría el temor en tiempos convulsos”, explica Carola Seybold.

Cuál o cuáles serán los colores de moda del año para Pantone se hace público después de los desfiles de primavera-verano del año anterior. En 2017 el color top está siendo el Greenery (Pantone 15-0343), un verde hierba con cierto toque amarillento.

Greenery estalla este año para darnos la tranquilidad que anhelamos en medio de un tumultuoso ambiente social y político. “Satisfaciendo nuestro creciente deseo de rejuvenecer y revitalizar, simboliza la ‘reconexión’ que buscamos con la naturaleza” -dice Leatrice Eiseman, directora ejecutiva de Pantone- “El Greenery evoca los primeros días de primavera, cuando la naturaleza revive, se restaura y se renueva, y además, es un matiz omnipresente en todo el mundo”.

Algunos diseñadores de reconocido prestigio como Kenzo, Michael Kors, Zac Posen y Cynthia Rowley incluyeron este color en sus desfiles primavera-verano 2017 el pasado año, y ya se ha podido ver en los escaparates de las grandes cadenas de moda ‘prêt-à-porter’, en ‘wearables’ y ropa deportiva. Pero, además, el Greenery funciona como color pop en accesorios y calzado.

Es perfecto para la moda infantil y en el textil para el hogar (cortinas, manteles, cojines), en las carcasas de los teléfonos móviles y en coches de alta gama. Y, literalmente, hasta en la sopa porque el reclamo de los colores de moda termina por llegar a la gastronomía de vanguardia y al ‘food design’, es decir, a la paleta de colores con la que los diseñadores de comida tiñen algunas recetas.

Y es que, gracias a la fusión de los tonos azulados con amarillos vibrantes, el Greenery es un gran armonizador. Sus matices funcionan a la perfección como un complemento natural a una amplia gama de paletas de colores.

..Y ASÍ TÚ GUSTO , A SU GUSTO     JEJEJE.

HISTORIA DE PANTONE

La autoridad del color Pantone, actualmente se destaca por ser la líder mundial en tendencias de color y dictar las gamas que se impondrán en un futuro, pero su legado tiene un inicio e inspiración, esos pequeños cuadros de colores fueron anteriormente plasmados sobre libros enciclopédicos que hoy son historia del diseño.

Lo que conocemos hoy en día como Pantone, comenzó en 1956, imprimiendo guías de color para empresas de cosméticos. Usaban 60 diferentes pigmentos y los mezclaban para encontrar los colores que necesitaban. En ese entonces, los colores no estaban estandarizados, así que los impresores tenían que adivinar para poder emparejarlos.

El caso más común con diferencias de color era el de Kodak, su empaque clásico de color amarillo/naranja lucía diferente dependiendo el lugar de impresión, lo que originaba que los clientes optaran por no comprar rollos fotográficos que tuvieran un color un poco más oscuro, ya que pensaban que no era “fresco” o “nuevo”. Kodak necesitaba poder usar un color estándar para poder tener consistencia en sus ventas, y así la demanda por la estandarización en el uso de color para impresión comenzó.

En 1962, Lawrence Herbert, un químico de Pantone se convirtió en el nuevo dueño de Pantone y decidió cambiar la dirección de la empresa al hacer una división encargada del primer sistema de correspondencia de color. Usando su experiencia, Herbert encontró la manera de reducir la forma en que se creaban los colores para impresión al pasar de 60 pigmentos a 10 y creó las “recetas” para que los impresores siguieran y pudieran tener resultados uniformes. Este desarrollo crucial en los sistemas de impresión, se denominó “Pantone Matching System”.

El color de Pantone Matching System crea un método estándar para los usuarios para que coincida con los colores exactamente durante el proceso de diseño gráfico.

Herbert rápidamente expandió el alcance de Pantone más allá de la impresión, al diseño textil y de materiales de arteen los 60’s, computación digital en los 80’s y para 2011, su paleta de colores ya tenía 1,757 tonos distintos. Constantemente mejorando su tecnología, los colores de Pantone son más variados y dinámicos que otras técnicas de color; Pantone es incluso capaz de reproducir colores fluorescentes. Su trabajo también permite tener consistencia de color en todas las plataformas disponibles, ya sea en uso textil, en papel, materiales digitales y demás medios. Para esto también se creó The Pantone Color Institute, un centro para la investigación del color en diferentes industrias.

La importancia de Pantone en el diseño corporativo y de marca es evidente, como se puede observar en la anécdota de Kodak. Piensa en cómo asociamos a los colores con las marcas: Rojo de Coca Cola, Azul de Telcel, Café de UPS, Verde de Starbucks o muchos otros. Por eso, Pantone se ha convertido en toda una autoridad en el mundo del diseño, el logro que realizó al poder estandarizar el uso de color en la impresión no ha pasado desapercibido por toda la comunidad creativa. Hoy Pantone es el estándar mundial para los colores de impresión , con más de 1.700 diferentes tonos .

¿Que es Pantone y por que se utiliza?

Pantone, propiamente dicho, es una corporación/empresa norteamericana creadora del Pantone Matching System (PMS), un sistema que permite identificar colores para impresión por medio de un código determinado, en otras palabras, es un sistema propietario de igualación de colores.

Pantone produce las internacionalmente conocidas Guías Pantone (o también llamadas, Cartas Pantone”, que no son otra cosa más que tiras de papel-cartón de determinado gramaje y textura (coated, uncoated) con la impresión de una muestra de color, su nombre y formulas para obtenerlo (en porcentajes, gramos, etc), pero, ¿por qué son tan mencionadas y socorridas en el mundo del diseño?

Hay varias razones, pero la más importante es que estas guías, te permiten, independientemente del sistema operativo que uses, monitor o pantalla, programa de edición de imágenes o de gráficos vectoriales de tu preferencia, tomando en cuenta que las pantallas muestran el color en modo RGB, que el color de salida en impresión sea el correcto, ya sea en Plotter o en Offset o en Offset digital, lo cual permite que siempre veamos el mismo amarillo de McDonald’s o el rojo de Coca-Cola (en CMYK).

¿Por qué debemos usarlo?

Para empezar, partamos de la siguiente problemática: ¿Cómo explicar a la imprenta de forma exacta y precisa qué color queremos que impriman en nuestros artículos promocionales?

Evidentemente, podemos enviar por e-mail una imagen, pero nunca los colores serán iguales porque éstos no se visualizan de igual forma en cada pantalla. Cada pantalla o monitor de ordenador es diferente, las impresoras también son distintas, y aunque el equipo esté calibrado con tinta PANTONE, lo que se percibe en la pantalla no será totalmente exacto porque contiene numerosos matices.

Es por esto que se han creado los colores PANTONE. Se trata, ni más ni menos, de un código para identificar los colores a fin de facilitar la comunicación e impedir que se cometan errores. Así, cuando digamos a nuestro impresor: “quiero imprimir en color rosa 1767C”, podemos estar absolutamente seguro que el resultado será justo el que deseamos. O cuando nuestro cliente nos diga: “el fondo del dibujo es de color verde” podremos mostrarle los colores PANTONE para que escoja el tono exacto en el que está pensando.

Os dejo los colores Pantone del año, desde el 2000.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s